La sostenibilidad energética como filosofía empresarial.

El Impacto del trabajador en la carga energética y medioambiental de la empresa es importante y relevante para el desarrollo sostenible de cualquier actividad y que sumado al impacto energético que se produce por la movilidad de los trabajadores para acudir diariamente a su centro de trabajo, acarrea importantes lastres económicos y medioambientales.

Con el objetivo de mejorar la competitividad del negocio y del mismo modo minimizar el impacto medioambiental en el entorno, se ha puesto en marcha un servicio especializado para cambiar la cultura energética de la empresa y de las personas que las conforman.

Muchas veces se habla de la empresa como un “ente” sin vida propia dejando a un lado a las personas que hacen su actividad diaria dentro de la misma.

Para ello se ha desarrollo una estrategia de ahorro energético y reducción del impacto medioambiental basada en la sensibilización, formación y capacitación de todas las categorías profesionales que participan en la empresa en materia de ahorro energético y mejora medioambiental.

El Plan piloto que tiene como objetivo reducir las emisiones de CO2 en un 20% antes del 2020 solo con acciones de sensibilización. Para ello se ha generado una encuesta personalizada donde se abordan todos los parámetros vinculados entre la energía y actividad laboral y que ha  generado un perfil global que servirá de punto de partida ayudando a evaluar el grado de cumplimiento del proyecto.

En la siguiente fase se trabajará, la formación y sensibilización de una manera directa e indirecta. Se han establecido unas micro-charlas y talleres para ayudar a comprender el mercado energético y el impacto medioambiental de las tareas diarias de un trabajador, así como las actividades cotidianas en el ámbito familiar.

Igualmente se instalarán en el edificio diferentes carteles, pegatinas e indicadores que reflejaran el impacto energético de diferentes actividades y áreas.

Se creará un comité participativo formado por los trabajadores que vigilará el impacto medioambiental de la empresa y será el encargado de primar aquellas acciones o personas más involucradas en el ahorro y la eficiencia.

Para una fase posterior y después de este proceso de optimización se instalarán diferentes equipos de monitorización que a tiempo real y de manera activa transmitan el impacto energético de las diferentes tareas ordinarias de la empresa.

El objetivo final de todo este proceso a parte de una reducción notable del consumo y del impacto energético, es la generación de una cultura del ahorro y de la sostenibilidad que actuando desde dentro permita crear una capilaridad que afecte a las familias y a todos los agentes relacionados con la actividad diaria de la empresa.

Este proceso está totalmente indicado para empresas del ámbito administrativo, organizaciones gubernamentales, oficinas y despachos técnicos o de servicios y para cualquier departamento o empresa preocupada por impacto sostenible de su empresa.

Pueden consultar con el dpt de eficiencia y gestión energética de IScorporacion para solicitar un planteamiento similar o aclarar cualquier termino del mismo ya que cada entidad puede requerir un enfoque diferente.

Enlace a guía de ahorro en oficinas ICE.

Documento informativo sobre el ahorro en centros de trabajo.